¿Qué es un diácono permanente?

Un diácono permanente es un diácono que no está en transición al sacerdocio. Los diáconos pueden bautizar, ser testigos de matrimonios, realizar funerales y servicios de entierro fuera de la Misa, distribuir la Sagrada Comunión, predicar la homilía (que es el sermón dado después del Evangelio en la Misa), y están obligados a rezar el Oficio Divino (Breviario) cada día. El diácono puede ser soltero o casado. Preguntas contactar al p. Canela

EnglishSpanish